Advierten sobre peligro del “Juego del Calamar”


Ante la popularidad de la serie televisiva El Juego del Calamar, también conocida como Ojingeo Geim o Squid Game y difundida por la cadena de streaming Netflix, el sacerdote dominico Nelson Medina advierte: “No es simple entretenimiento”.


En un video publicado en su canal de YouTube, el sacerdote y doctor en Teología Fundamental, conocido en redes sociales como Fray Nelson, señaló que “yo mismo no he visto la serie, entre otras cosas por limitaciones de tiempo y también por cierto cuidado, por cierto amor a mi propia integridad intelectual y moral”.


Sin embargo, precisó, “estoy bastante bien informado de lo que está sucediendo en El Juego del Calamar y de las repercusiones que tiene”. El Juego del Calamar es una exitosa serie televisiva surcoreana transmitida desde el 17 de septiembre de este año a través de Netflix. El programa presenta a 456 personajes que participan en una serie de juegos letales, buscando ganar un premio de alrededor de 38 millones de dólares.


La mini serie se convirtió pronto en la serie más vista en Netflix, con más de 142 millones de suscriptores atentos al programa durante sus primeras cuatro semanas de difusión. En su análisis de la serie, Fray Nelson se enfocó en varios ejes de la vida, y entre ellos está “inocencia y crueldad”.


El siguiente eje del análisis de Fray Nelson es el “que va entre la virtualidad y la realidad”.


“¿Qué sucede en la persona, qué sucede en el espectador, que mira capítulo tras capítulo del Juego del Calamar? Pues está viendo cómo estos gladiadores se están despedazando unos a otros, cómo mueren unos a otros, como su muerte se convierte en un espectáculo y se convierte en el escalón necesario para subir al siguiente nivel”, dijo.


Fray Nelson lamentó que en El Juego del Calamar “lo que parece al principio como un cuestionamiento, quizás, en lo que se convierte es en una especie de reafirmación de lo mismo. Y la reafirmación de lo mismo es espantosa. Utiliza la inocencia para ser cruel, usa a los pobres si tienes riqueza. ¿Estás aburrido? Diviértete. No importa si eso supone la muerte de otros.




Yessica A.

3 visualizaciones0 comentarios