Arquitecto benedictino

¡Qué hay de nuevo… Viejo!

Por Araceli Mendoza

@Arinmaldoza


Toda una experiencia es visitar el monasterio de los benedictinos, en Cuernavaca, Morelos. Su sencillez, misticismo, religiosidad, detonan la paz, la tranquilidad espiritual. Un religioso benedictino fue reconocido por su trabajo, su empeño, en lo relacionado a la arquitectura de iglesias, de sacristías, donde lo artesano y el arte se funden con la arquitectura.


Con 92 años, fray Gabriel Chávez de la Mora recibió el Premio Nacional de Arquitectura por su trayectoria profesional y aportes al país.


Más vale tarde que nunca. Participó muy de cerca con el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez en el diseño de la nueva Basílica de Guadalupe, pero hasta ahora se hace un reconocimiento a su trabajo, a su dedicación.


En una entrevista, manifestó que estaba como arquitecto, como sacerdote y como asesor litúrgico de la obra. En cierto sentido participó más en ciertos detalles, donde la asesoría litúrgica lo requiere.


El abad de la Basílica, Guillermo Schulenburg Prado, enunció en sus memorias las aportaciones de fray Gabriel: el diseño de una basílica efímera con motivo del 75 aniversario de la coronación pontificia de la imagen guadalupana; los diseños de los requerimientos litúrgicos para la nueva Basílica –altar, sede, ambón, marco del cuadro del ícono mariano, la capilla abierta–, y fue miembro de la comisión encargada de la conservación y protección de la imagen de la Virgen de Guadalupe.


En la entrevista dio a conocer la identificación que tuvo con los benedictinos de Cuernavaca y, al terminar tercer año de Arquitectura sintió el fuerte deseo vocacional, emotivo, de ingresar ahí, pero prefirió terminar la carrera y no dejar las cosas a medias.


Por eso agradeció a (Ignacio) Nacho Díaz Morales. Como que en la Escuela [de Arquitectura] se vivía el ambiente de la estética, lo bueno y lo verdadero, ¿verdad? Bondad y belleza son términos filosóficos intercambiables. Así lo considero. Trabajábamos la estética y se flotaba en un ambiente de estética, evangélico, ecuménico, de hombre bueno.


El 5 de mayo de 1955 ingresó al Monasterio de los Benedictinos de Nuestra Señora de la Resurrección, en Cuernavaca, Morelos; el 15 de agosto de 1959 hizo la profesión solemne de votos, y el 1 de mayo de 1965 –memoria de San José artesano– recibió la ordenación sacerdotal de manos del obispo Sergio Méndez Arceo.


Se le destinó al monasterio de su orden del Tepeyac, en la jurisdicción del Obispado de Tlalnepantla, Estado de México, el 5 de diciembre de 1967, y desde 1968 empezó a colaborar en la Basílica de Guadalupe.


En su Orden Benedictina en México, al entrar en contacto con el impulso renovador litúrgico del Concilio Vaticano, estableció el Taller Ars Sacra y los talleres de artesanía religiosa. Su obra es reconocida a nivel nacional e internacional por renovación, readaptación y recuperación de espacios.


Otras aportaciones artísticas al conjunto arquitectónico del Tepeyac, fueron el diseño, arte litúrgico –pintura, escultura–, iconografía, orfebrería, ornamentos, medallas, estandartes, logotipo, señalización, mobiliario y ajuar en la antigua Basílica, la Parroquia de las Capuchinas, la antigua Parroquia de Indios, el víacrucis, las capillas de la Casa del Peregrino, las criptas y el carrillón-reloj del atrio.


Además, diseñó el proyecto litúrgico de la Capilla de la Virgen de Guadalupe en las grutas de la Basílica de San Pedro, en El Vaticano, inaugurada el 12 de mayo de 1992 por el Papa Juan Pablo II.


Fray Gabriel pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador NO recortar el gasto para la restauración, ya que con el tiempo y los sismos muchos edificios se han dañado, como “La Profesa”, que está en grave riesgo.


En Chávez de la Mora se han conjuntado los vértices del lema benedictino ora et labora.


“Algunos arquitectos han dicho que fray Gabriel es como dos personas distintas: un arquitecto y un religioso. Él tiene muy clara su identidad y prefiere que le llamen fray Gabriel a arquitecto”.


Referencias


  1. Federico González Gortázar, “Entrevista a Gabriel Chávez de la Mora”, La fundación de un sueño: la Escuela de Arquitectura de Guadalajara, Guadalajara, Universidad de Guadalajara, 1995, p. 62. ↩︎

  2. Guillermo Plazola Anguiano, Arquitecto fray Gabriel Chávez de la Mora, Tlalnepantla, Plazola, 2006, pp. 133-134. ↩︎

  3. Guillermo Schulenburg Prado, Memorias del último abad de Guadalupe, México, Miguel Ángel Porrúa, 2003, pp. 86, 91, 128 y 161. ↩︎

  4. Centro de Estudios Guadalupanos, A. C., Primer Encuentro Nacional Guadalupano, México, Jus, 1976, p. 130. ↩︎

  5. Monserrat Mauleón Lee, “Con obra a la vista de todos. Gabriel Chávez de la Mora”, Público, Guadalajara, 2 de junio de 2006, p. 44. ↩︎

3 visualizaciones0 comentarios