• leoqn18

Cosas que nos valen madre: Laura Zapata se come un pan para el coraje.

Bien sabemos que hay días buenos y días malos, de igual manera situaciones que nos pueden estresar mucho y que desafortunadamente tenemos qué resolver, algunas personas tienen qué sufrir las consecuencias de viajar en el transporte público junto a multitudes de personas que se empujan y todo por llegar al trabajo o escuela como personas productivas.

Pero esas situaciones como las que acabamos de explicar no son nada comparado al infierno que tuvo qué vivir la actriz Laura Zapata, no cabe duda de que no le podemos desear eso ni a nuestro peor enemigo, resulta que Laura vivió uno de sus peores días dirigiéndose al SAT para cobrar un cheque, pero ¿qué hay de malo en esto?, pues las oficinas del SAT estaban cerradas por periodo vacacional.

Eso no es todo, la actriz tuvo que pedir a los reporteros de Ventaneando que le dieran un aventón hacia su automóvil de lujo que pues ni tan lujo porque se encontraba descompuesto en la calle. Al llegar a donde se encontraba el auto, uno de los reporteros la quiso ayudar a ver qué tenía de malo el coche, pero se le encendió la alarma y no pudo desactivarla.

Fue entonces que la presión y el estrés de Laura no le dejaron más que dirigirse a una panadería a comprarse un pan para el coraje que estaba pasando, ya sabemos una nueva, el pan no es sólo para los sustos sino para los corajes también. El infierno vivido no paraba ahí, pues su celular se le descargó y tenía un asunto de vida o muerte qué solucionar.

Resulta que tuvo que pedir a los reporteros de ventaneando que le dieran chance de carga la batería de su teléfono para poder nutrir sus conocimientos con las clases en línea del programa máster chef, pues no se podía quedar sin algo tan importante para ella. Sin duda es de reconocerse su disciplina y valentía para afrontar sus problemas.

Nota: Axel Quintana

3 visualizaciones0 comentarios