Cumple años la Conagua

NOTA

Juan Carlos Valencia

El pasado 16 de enero se cumplieron 32 años de la fundación de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), la autoridad en materia de aguas nacionales y sus bienes públicos inherentes.


Entre la vorágine de noticias se me había pasado felicitar a mis ex compañeros por este aniversario. Yo tuve la fortuna de servir en esa gran institución durante 16 años, cuando acababa de titularme en la Facultad de Ciencias Químicas de la UAEM fui seleccionado por la CONAGUA para estudiar una maestría y recibí una beca para poder hacerlo en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con el compromiso de trabajar para esa institución por el doble del tiempo por el que fui becado, es decir, debía trabajar para la CONAGUA durante cuatro años… y orgullosamente, estuve dieciséis. Salí de ahí por voluntad propia, a invitación del Gobernador Graco Ramírez para hacerme cargo de la Comisión Estatal del Agua de Morelos, mi estado natal.


Como podrán imaginar, le tengo un enorme cariño y agradecimiento a esa institución y a mis maestros y mentores que fueron parte importante de ella. Muchas son las personas a las que tengo que dar gracias, pero quiero mencionar especialmente al Ingeniero César Herrera Toledo, en aquel tiempo Subdirector General de Programación, fue gracias a el que se diseñó la Maestría en Ingeniería Económica y Financiera del Agua (MIEFA) y se impartió en el Campus de la UNAM ubicado dentro del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), hoy a punto de desaparecer.


Ya desde aquel entonces existía una enorme preocupación por la insolvencia de los sistemas de agua potable y por las necesidades de inversión en infraestructura hidráulica para garantizar un desarrollo sustentable. Era necesario preparar especialistas que pudieran aportar soluciones técnicas ante esa creciente problemática. Y así fue. De esa generación salimos profesionales que diseñamos programas y proyectos que permitieron incrementar significativamente la inversión en el sector hidráulico… pero no fue suficiente, llegaron otros que poco a poco han ido minando la capacidad de la institución. Les doy solo un dato, la Organización de las Naciones Unidas a través de la UNESCO, estima que los países de América Latina deberíamos invertir anualmente el 0.3% del Producto Interno Bruto durante las próximas décadas para poder alcanzar todas las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y en 2016 llegamos a invertir casi el 70% de esa meta, pero desafortunadamente algo cambió, y hoy se invierte apenas el 10% de ese nivel esperado.

Desde luego que no todo ha sido positivo a lo largo de su historia, hay muchos temas en los que la CONAGUA no ha cumplido a cabalidad con sus tareas, hoy estoy convencido de que es necesario hacer un cambio sustancial en esa institución, no ha logrado por ejemplo, controlar realmente el uso, aprovechamiento o explotación de las aguas nacionales, esa es su tarea fundamental. Según las últimas publicaciones disponibles de las Estadísticas del Agua en México, hay 105 acuíferos sobrexplotados (solo uno ha logrado recuperarse de la sobrexplotación y lo hicimos nosotros, aquí en Morelos, mediante un proceso de tecnificación del riego que duró casi 10 años) y hay 104 cuencas sin disponibilidad, eso pone en riesgo el desarrollo de millones de mexicanos.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo