De dirigir PEMEX, a dirigir su celda.

Después de tanto tiempo que la había librado, Emilio Lozoya es aprehendido y enviado al Reclusorio Norte de la CDMX. Recordemos que el exdirector es acusado de recibir sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht, además se le acusa de cohecho y asociación delictiva, las cuales ha negado.

Hasta el día de ayer, el exdirector se encontraba en medida cautelar de libertad condicional, pero durante la audiencia a la que asistió, el juez encargado del caso dictó prisión preventiva, ya que consideró que Lozoya quería obstaculizar y dilatar el proceso, así como, existiría el riesgo de fuga.

Hasta el momento el exdirector no se le ha visto la intención de subsanar los perjuicios, a pesar de que se le encontró que tiene acceso a una cantidad considerable de dinero en su cuenta, supuestamente ayer declaró que está llegando a un acuerdo para subsanar y se sigue declarando inocente.

Lozoya podría enfrentar una pena de hasta 35 años de cárcel por los delitos que se le acusan, sin embargo, el juez encargado, le habría dado 30 días más para presentar pruebas que le demuestren su inocencia.



3 visualizaciones0 comentarios