De policía a presunto asesino.

Se dio a conocer el caso de Gustavo Martínez, quien es un elemento de la policía y reconocido por ser el elemento del año en 2018 tras lograr frustrar un secuestro. Desafortunadamente la vida da muchas vueltas, pues ahora se encuentra preso en el reclusorio Norte, después de ser acusado por tentativa de homicidio por disparar a un conductor el pasado sábado.

Lo interesante en el caso, es que se pide justicia por Gustavo, ya que de lo que se le está acusando no es culpable, resulta que el policía realizó la detonación de su arma después de que fue arrollado por el conductor ya mencionado y actuó en defensa propia.

Los hechos sucedieron en la colonia Álamos, en la alcaldía Benito Juárez, la Secretaría de Seguridad Ciudadana informó a detalle cómo sucedió todo.

“tuvo contacto con un vehículo que circulaba con las luces apagadas, por lo que requirió a su tripulante que detuviera su marcha”. “A la altura de la calle Segovia, el conductor descendió de la unidad visiblemente alterado y al informarle la falta al Reglamento de Tránsito y el riesgo de circular de esa manera el hombre comenzó a agredir verbalmente al uniformado” mencionó la Secretaría.

Fue entonces que el conductor del vehículo sospechoso abordó su automóvil, lo puso en marcha y embistió al policía que se agarró del cofre hasta que frenó y el policía cayó en el suelo, dicho conductor trató de embestirlo por segunda vez, hasta que el policía le disparó y lo dejó herido.

Hasta el momento el conductor se encuentra hospitalizado y en calidad de detenido, de igual forma no ha podido hacer su declaración, mientras que Gustavo se encuentra preso y tanto amigos como familiares exigen su liberación.

Nota: Axel Quintana

2 visualizaciones0 comentarios