El penal más largo del mundo


Tardó 10 segundos en comenzar a avanzar: se mantuvo quieto, mirando fijamente al arquero.

Luego, inició una carrera con pasos ínfimos, las piernas y los pies bien juntos, que demoró otros 20 segundos en llegar a la pelota. Ya allí sacó un tiro cruzado, a la izquierda del arquero, que resultó efectivo, y puso el 1-1 parcial.


Lo celebró escuetamente:y las cámaras mostraron el banco de suplentes y sus compañeros no exhibieron muestras de asombro o alguna sonrisa solapada por lo excéntrico de la ejecución. Tal vez, a los tuviera acostumbrados a insumir 30 segundos en la ceremonia, protagonizando “el penal más largo del mundo”, tal como muchos definieron en redes, parafraseando el título del relato del escritor argentino Osvaldo Soriano.

4 visualizaciones0 comentarios