El pintor que cambió de sexo

NOTA

Mayra Núñez P.

No hay duda de que su educación tuvo una gran influencia en su personalidad, con respecto a su género. Einar Wegener era un joven que estudiaba en la Escuela de Arte de Copenhague; tenía 22 años cuando conoció a Gerda, de 19 años, quien estudiaba pintura. Se casaron en 1904 y ambos empezaron a trabajar como ilustradores: Einar se especializo en pinturas de paisajes y Gerda en libros ilustrados y revistas de moda.

Einar tenía una apariencia tan delicada que parecía demasiado refinado y sus rasgos faciales le hacían verse como una joven mujer.

Una tarde Gerda le pidió si podía posar para sustituir a su modelo, que había faltado. Einar se puso medias y zapatos de tacón para que pudiera pintar las piernas que faltaba en su cuadro para terminarlo.

En ese momento, Einar se sintió muy cómodo con esa vestimenta. Al poco tiempo, Gerda se volvía famosa por pintar una mujer con bellos ojos color avellana, vestida a la moda.

Einar estaba fascinado al usar vestidos de mujer y le encantaba posar como modelo para su esposa. Gerda comenzó a darse cuenta de que perdía a su esposo pero, como en verdad lo amaba, decidió apoyarlo.

Ambos viajaron por Italia y Francia, para asentarse finalmente en París en 1912, donde Einar decidió vivir abiertamente como mujer. Se vestía regularmente como mujer para ir a diferentes fiestas y atender visitas en su casa como Lili Elba. Gerda lo presentaba como “la prima de Einar”.

En 1930, Lili (Einar) viajó a Alemania para hacerse una cirugía, la cual era aún muy experimental en ese tiempo. Le hicieron cinco operaciones en dos años.

Las siguientes cirugías de Lili se llevaron a cabo en una clínica municipal para mujeres, en Dresde.

Para entonces, el caso de Lili Elba y las cirugías causaba sensación en los periódicos de Alemania y Dinamarca. El rey de Dinamarca invalidó el matrimonio de los Wegener en octubre de 1930, y Lili consiguió obtener legalmente el cambio de sexo y de nombre, para recibir su pasaporte con nombre femenino. También dejo de pintar, porque eso lo hacía cuando era Einar.

Durante su proceso de transformación inició una relación con el marchante de arte francés Claude Lejeune, con quien quería casarse y tener hijos, por lo que estaba ansiosa por su última cirugía, que implicaba un trasplante de útero.

En esa última cirugía, su sistema inmunológico rechazó el trasplante y desarrolló una infección.

Al saber que su final estaba cerca, escribió una carta a su hermana. “Puede que 14 meses no sea mucho, pero a mí me han parecido una vida entera y feliz”.

Murió el 13 de septiembre de 1931, tres meses después de la cirugía, a consecuencia de un paro cardiaco producido por la infección.

En el contexto histórico, social y cultural de la década de los 20 era una aberración, casi un crimen, decidir cambiar de sexo por convicción.

Lili Elba tuvo el valor de enfrentar y solucionar el conflicto que tenia entre su cuerpo y su verdadera identidad sexual.

Como pintor, Einar obtuvo cierto reconocimiento y su obra fue expuesta en diferentes exposiciones; en 1907 obtuvo el premio Neuhausen, galardón danés para arquitectos y artistas visuales

Hasta la próxima…

0 visualizaciones0 comentarios