INCREMENTA HASTA 700 VECES CONCENTRACIÓN DE PLATINO CON CATALIZADORES DE VEHÍCULOS

Redacción ANCOP


Durante el conversatorio “La cruda verdad de la contaminación en México”, expertos universitarios coincidieron en que el transporte público y privado, es uno de los generadores de contaminantes más importantes. Aunque el programa “Hoy no Circula” ha permitido disminuir las emisiones, pero se incrementó la presencia de otros elementos, como el antimonio, y el Platino.


Por ejemplo, en los últimos 14 años los metales contaminantes en el ambiente atmosférico de la Ciudad de México disminuyeron drásticamente, como el plomo, gracias a los catalizadores que usan platino para descomponer el monóxido de carbono en dióxido de carbono (CO2).


Sin embargo, señalan que esto explica por qué aumentó hasta 700 veces la concentración de Platino, expuso la especialista del Instituto de Geofísica (IGf), Ofelia Morton Bermea.


Todo esto, se dio en la “Feria de las Ciencias y las Humanidades 2021”, donde los especialistas mencionaron que “de 2010 a la fecha los niveles de partículas finas suspendidas, el ozono y otros contaminantes de origen fotoquímico, incluso hidrocarburos, se han sostenido o crecen nuevamente”.


Cabe señalar que, de acuerdo con la ONU Hábitat, en algunas zonas metropolitanas, como el Valle de México, las emisiones generadas por vehículos representan hasta 60 por ciento de la polución total por partículas suspendidas gruesas (PM-10).


Un estudio de la Organización Mundial de la Salud menciona el ranking de las metrópolis mexicanas más contaminadas: Monterrey, Toluca, Guadalajara, Salamanca, León, Irapuato y ubica en séptimo lugar a la Ciudad de México.


Es importante considerar las fuentes naturales que a veces dan una aportación más grande que las antrópicas, como el caso de las emisiones volcánicas del Popocatépetl que en los últimos 20 años están en actividad, y gran parte del material suspendido en el Valle de México proviene de ahí.


La investigadora Nimcy Arellanes Cancino, de la Unidad Académica de Estudios Regionales, de la Coordinación de Humanidades, mencionó que son 11 las fuentes de contaminación atmosférica, entre ellas hídrica, radioactiva, del suelo, la generación de basura, acústica, visual y lumínica. Estas últimas afectan el sueño y también al resto de los animales.


Para ella, la reforestación es una de las principales acciones para controlar las urbes con el uso de especies nativas, un proceso que inició en el siglo XIX con árboles cada vez más distintos a los comunes en el país.

3 visualizaciones0 comentarios