La NASA lanza un cohete contra un asteroide



Tienen previsto lanzar este martes al espacio la nave DART en una misión sin precedentes: impactar con un asteroide para desviarlo de su órbita con el objetivo de probar la tecnología que sería necesaria para evitar una colisión contra la Tierra.


La NASA lanzó este martes la primera misión de defensa planetaria desde Estados Unidos. En concreto, lanzó una nave espacial que tiene previsto impactar deliberadamente con un asteroide en otoño de 2022 para desviar su órbita, en una misión de prueba que no tiene precedentes, con el fin de probar la tecnología que sería necesaria para evitar una colisión contra la Tierra.


La misión Prueba de Redireccionamiento de Asteroides Doble (DART, en sus siglas en inglés) despegó puntualmente a las 22:21 hora local (6:21 hora GMT) a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9 desde la Base de la Fuerza Espacial en Vandenberg, California (EE.UU.).


"Este es realmente el principio de la culminación del trabajo y el esfuerzo de cientos de personas en la NASA y otros centros durante muchos años", dijo una científica de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la agencia espacial, Kelly Fast, en declaraciones al canal oficial de televisión de la NASA minutos después del lanzamiento.



Tras el despegue, que se transmitió en directo por la televisión la NASA, cientos de personas celebraron con gritos de alegría en las inmediaciones de la base, de acuerdo a imágenes del mismo canal y de redes sociales. Esta misión es fundamental para la estrategia de defensa planetaria de la NASA, que estudia, analiza y mide todos los asteroides cercanos a la Tierra y sus trayectorias para entender y reducir el peligro de un posible impacto, según contó en una entrevista con Efe el ingeniero de software en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, Luis Rodríguez, miembro del equipo de DART.


Una vez que DART choque contra Dimorphos, la NASA examinará los cambios en su órbita alrededor de Didymos para evaluar si el método es viable para defender la Tierra, en caso de que en el futuro algún asteroide represente una amenaza para el planeta. A pesar de que la misión arrancó este miércoles, Rodríguez descartó que ningún asteroide conocido vaya a chocar contra la Tierra en los próximos 100 años.

1 visualización0 comentarios