Las fuertes lluvias y la vulnerabilidad climática

Agua para todos


Por Juan Carlos Valencia Vargas


(I)


Arrancaron fuerte las lluvias. Anualmente en México, impactan en promedio unos cinco ciclones tropicales, que pueden desencadenar desastres de gran magnitud, sobre todo en las costas del Pacífico; afectando las vidas de las personas, los bienes materiales y la economía de las regiones.

En condiciones de cambio climático y debido a una mala planeación del desarrollo territorial, se han generado asentamientos humanos en zonas de riesgo, por lo cual los eventos hidrometeorológicos extremos y la ocurrencia de sequías e inundaciones, tendrán impactos en las poblaciones que habitan en esas áreas.

Según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) el mayor impacto histórico y la propensión de inundaciones se concentra en 17 entidades federativas que albergan al 62 por ciento de la población. Los estados más afectados son Veracruz, Tabasco y Chiapas.

Según los pronósticos globales, el cambio climático y el cambio de uso de suelo afectarán de manera significativa a los recursos hídricos y a las fuentes de abastecimiento de agua en todas las regiones del país. El incremento de la temperatura y la alteración en las lluvias van a impactar la disponibilidad y la calidad del agua.

Para el periodo 2020-2030 se espera que dichos cambios impacten ríos, lagos, presas, lagunas costeras y humedales. Para finales de siglo, las lluvias tenderán a disminuir hasta en 30 por ciento en los estados del Noroeste en invierno y en los estados del Sureste en verano.

Igualmente, se proyectan aumentos de temperatura de hasta 5 grados Celsius respecto al siglo anterior en algunas zonas del país y se estima que el escurrimiento podría disminuir hasta 7 por ciento para 2030 en varias regiones.

La Conagua estima que 24 por ciento de los municipios del país registran una vulnerabilidad climática "alta" y "muy alta", lo que se refiere a la probabilidad de sufrir daños humanos y materiales con los cambios del clima. Los eventos extremos pueden o no desencadenar desastres, dependiendo de las condiciones de vulnerabilidad, relacionada con las condiciones de infraestructura, organización social, sistemas de alerta y desarrollo institucional, entre otros. Sin duda, la pobreza es una condición que hace altamente vulnerable a la sociedad ante los cambios del clima.

A nivel global, los países han considerado como asunto de seguridad nacional la atención a los impactos de eventos hidrometeorológicos extremos, los que se espera incrementen en magnitud y frecuencia debido a los efectos del cambio climático. Si bien la ocurrencia de eventos hidrometeorológicos peligrosos para la población no se puede evitar, es posible, mediante decisiones sociales y políticas eficientes, disminuir la vulnerabilidad frente a posibles amenazas del clima, de manera que los fenómenos no afecten la calidad de vida de la población.

Aunque el país tiene Sistemas de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales, es necesario mejorar las estrategias para prevenir impactos, proteger a la población y apoyar la organización comunitaria frente a las amenazas climáticas.

La ciudadanía, regularmente, no participa en los planes de protección y no confía en las instituciones. La falta de información sobre el clima en la planeación hídrica no ha favorecido la prevención de los desastres y el Sistema Nacional de Protección Civil requiere adecuaciones para el manejo de información y para contar con infraestructura y capacitación adecuadas.

Atender estos problemas beneficiará principalmente a las personas que habitan en asentamientos irregulares, en cauces o sitios de gran exposición a eventos extremos; a la población más vulnerable de estados costeros, a ciertas regiones rurales marginadas y a grupos en situación de pobreza.

Planear a partir de la información ambiental, bajo esquemas de gobernabilidad democrática y anticipando los posibles impactos, permitirá tener una sociedad mejor preparada para mitigar o adaptarse a los efectos del cambio climático. #aguaparatodos

0 visualizaciones0 comentarios