LOS PENSAMIENTOS SUICIDAS SE MANIFIESTAN EN REDES SOCIALES



A partir de técnicas de lingüística computacional, expertos de la UNAM, desarrollan un proyecto para conocer, detectar y prevenir las presuntas ideas suicidas que los usuarios escriben en sus textos en ocasiones en sus distintas redes sociales como el Facebook y Twitter.


En información difundida por la UNAM, el titular del grupo de ingeniería Lingüística del Instituto de Ingeniería, Gerardo Sierra Martínez y la académica de Postgrado de la facultad de Psicología, Patricia Andrade Palos, y un grupo multidisciplinario de científicos, analizan las formas más comunes que los suicidas utilizan buscando llamar la atención en su intento por ser disuadidos.


“Una de las maneras más comunes de evidenciar la intención de cometer este tipo de prácticas, se lleva a cabo utilizando las plataformas y los espacios análogos existentes en el internet”, señaló Gerardo Sierra. “Los usuarios manifiestan expresiones muy directas en estos sitios por medio de la discusión o inclusive en su promoción”, advirtió.


Es por ello, que se informa que para estar en condiciones de prevenir estas situaciones, es necesario tener conocimiento de las dinámicas de la expresión propias de estos entornos virtuales, y usar las herramientas de análisis del lenguaje.


Lo que se pretende, es encontrar las características lingüísticas para ser identificadas y analizadas y así detectar a tiempo el riesgo, y de esa manera encontrar a la persona que desea atentar contra su propia vida de manera oportuna.


La mecánica desarrollada para este proyecto, es a partir de un conteo y comparativo del léxico en distintos grupos de Facebook y Twitter, contra textos aleatorios de otros temas.


El académico explicó que es importante hacer notar que los datos son confidenciales, motivo por el cual se ignora su identidad, ya que no se tiene acceso a los perfiles. De esta manera se obtiene un contraste lingüístico entre los que son proclives a algún tipo de riesgo y de los que hablan de cualquier otro tema.


El ingeniero Sierra explica que es a través de contar las palabras agrupadas en distintas categorías lingüísticas y psicológicas entre otras, que destacan en las que el usuario con algún tipo de riesgo, tiende a hablar de sí mismo y siempre en primera persona, omitiendo completamente los plurales, o el nosotros o el ustedes.


En ocasiones hay señales características de un posible suicida por el uso de frases con expresiones como: yo me siento así, yo estoy pensando, ¿para qué me sucede esto a mí?, me ha pasado, etc. También el uso de conceptos como: llorar, desesperación, soledad, frustración, deprimido, pesimista. De igual forma, el uso de palabras que denoten ansiedad,angustia, tristeza o muerte, que van ineludiblemente acompañadas del “yo”, detalló el universitario.


Se redactó el artículo científico “Suicide Risk Factors: A Language Analysis Approach in Social Networks, publicado en el Journal of Language and Social Psychology, como resultado de la primera parte de esta investigación. También se elaboró un diccionario de palabras y abreviaturas utilizadas en el internet, para así analizar el lenguaje de mayor alcance, que contenga una variedad de términos empleados en la globósfera.


En los diagnósticos, esta biblioteca virtual jugó un papel preponderante porque los textos revisados, los términos eran de uso frecuente, y evaluarlos desde la psicología, fue posible por la integración de las palabras.


Esta valiosa herramienta en proceso diseñada en México, será también una gran ayuda para los profesionales de la salud en el diseño de programas de prevención que se basen en la información clara y específica sobre pensamientos y emociones de la gente.




1 visualización0 comentarios