Los pequeños guerreros de AMLO.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, se aprovechó para tocar el tema de la situación sobre sus hijos que tanto ha sonado últimamente, que si lavado de dinero con su chocolatera, que si mansiones en Estados Unidos, que si los mantiene su mujer, entre otras problemáticas que asechan a los pobres muchachos de López Obrador.


El presidente aprovechó para externar el orgullo que siente sobre sus chamacos, pues mencionó que han sido víctimas desde muy temprana edad de ser espiados y cazados por la oposición que siempre lo ha perseguido a él y a toda su familia.


“Ya ellos saben que es esto, me da mucho orgullo que resistan y se han portado bien, aunque saben que una cosa es lo familiar y otra cosa es el servicio público, lo saben perfectamente”, inició.


Yo les pido que se sigan portando bien como lo están haciendo y agradezco al creador de que no pintan para ser como el hijo de José María Morelos, del cura Morelos, que tuvo un hijo, Juan Nepomuceno Almonte, que se volvió traidor y se pasó al bando de los conservadores, eso es todo”, mencionó.


No paró de hacer hincapié en que han pasado por momentos difíciles en los que los han vigilado con coches fuera de su hogar y hasta helicópteros.


“Ellos han visto cómo, en el movimiento en la defensa del petróleo, allá por 1995, yo traía orden de aprehensión, me metieron todo el código penal, como 11 delitos y entonces para obligarme a que yo me amparara o que yo me fugara, pasaban helicópteros, en ese entonces del Cisen. Estaba Tello en el Cisen y Roberto Madrazo”, finalizó.


Nota: Axel Quintana

3 visualizaciones0 comentarios