Mansiones del bienestar.

Es bien sabido que vivimos en un país donde la humildad, austeridad y sencillez deben de existir siempre en nuestro día a día, o por lo menos así lo ha expresado nuestro presidente durante su mandato. Desafortunadamente a todos los ciudadanos nos ha quedado claro, pero hay alguien muy cercano a él, que parece que no le va esa filosofía, hablamos específicamente de su hijo, José Ramón López Beltrán.

Tal vez y Andrés Manuel López Obrador al explicar sobre la vida en austeridad se refería a otra cosa completamente distinta a la que nosotros entendimos, o bueno, es la única explicación que podemos encontrar. Pues su hijo José Ramón vive tranquilamente en una casa bien austera y pobrecita, con cine privado, alberca de 23 metros y en la cochera una camioneta Mercedes Benz.


Ya nos hizo sentir mal el saber que la vida que tiene José Ramón es súper carente y los ciudadanos en México que viven en su casita Infonavit y traen un auto subcompacto son privilegiados y viven en completo lujo y avaricia, ya de entrada vivir en México es un derroche de lujo y de glamour, es por eso que José Ramón tuvo que escapar de tanta presunción e irse a vivir a Houston Texas, para tener un estilo de vida sencillo.


Todo este estilo de vida se dio a conocer gracias a Carlos Loret de Mola, quien realizó una investigación a profundidad para exponer los bienes de José Ramón que sin duda son muy lujosos y no tienen nada qué ver con la austeridad que tanto nos pide su papi que vivamos en México.



Dentro de la investigación, Carlos Loret menciona a detalle cada uno de los elementos que componen su fortuna, así como el valor de cada uno de sus bienes.

"Una de las casas en Houston tiene 447 metros de construcción, cuatro baños, cuatro cuartos, bar, salón de juegos, alberca de 23 metros, y hasta un cine".


"Se encuentra en un terreno de alrededor de dos mil 500 metros cuadrados en una zona privada de las más exclusivas del fraccionamiento Jacobs Reserve en Houston, donde las residencias tienen un costo superior al millón de dólares, equivalente a 20 millones de pesos", menciona en la investigación.


Además, añadió que en el inmueble en el que vive actualmente José Ramón, tiene un valor equivalente a 7.6 millones de pesos y también le pertenece una camioneta Mercedes Benz con un valor de 1.5 millones de pesos.


Esperemos ver pronto a José Ramón haciendo un “gabiotazo” explicando que los bienes con los que cuenta son gracias al trabajo y sudor de su esposa, ya que están a su nombre, aunque no es muy difícil imaginarse que precisamente mantenido de su esposa, no lo es, de su papi sí, pero de su esposa, no.


La verdad es que no entendemos por qué se jacta el presidente de hablar de humildad y de vivir sin apariencias ni lujos, si su propio núcleo familiar no sabe lo que esto significa, o si para él eso es vivir austeramente, millones de mexicanos queremos vivir así de humildes.

Nota: Axel Quintana

7 visualizaciones0 comentarios