Mito y realidad: ¿La persona que limpia tu casa, forma en realidad parte de la familia?

Muchos mitos rodean los derechos de las trabajadoras del hogar, pero ¿Tu con cuál de estas situaciones estas de acuerdo?


Margarita trabaja en el hogar de Rebecca y Agustín, quienes son los dueños y tienen dos hijas. Te vamos a contar sobre lo que sucede en una relación- trabajo como la de ellos. ¿Se respetan los derechos de las trabajadoras?

gif

Mito 1: Rebeca sabe que Margarita quiere demasiado a sus hijas, y le dice que las cuide y acompañe en cualquier momento del día.


Realidad: Las horas de trabajo del personal de una casa no debe exceder las 8 horas, incluidas las comidas. Se le pagarán las horas extras fuera de ese horario.


Mito 2: Rebecca y Agustin consideran a margarita como parte de su familia.


Realidad: Una trabajadora doméstica es una empleada y tiene los mismos derechos como tu y cualquier otra persona. Las muestras y relaciones de cariño que se lleguen a generar entre la familia y empleada, como en todo trabajo, no tiene que ver con el cumplimiento total de sus derechos laborales.

Mito 3: Agustín y Rebeca le piden a Margarita que los acompañe a Acapulco. Margarita no pudo descansar mientras cuidaba a las niñas, cocina, lavar la ropa, etc. Cuando Margarita pidió unos días libres, se le negaron diciéndole que ya había tenido vacaciones en familia.


Realidad: Por ley, las trabajadoras domésticas tienen derecho a tener días de descanso. Puede decidir a dónde, con quién y cómo pasar su tiempo libre. Si la invitas a tus vacaciones y le pides que te ayude, para ella es trabajo.


gif

Mito 4: Agustín y Rebeca quieren que Margarita se quede en casa en todo momento. Por la pandemia Margarita ganaba menos dinero por dormir y comer en la casa de sus dueños.


Realidad: Si una empleada doméstica trabaja ocho horas diarias, el salario promedio ronda los 300 pesos diarios. Si vive con los dueños, ellos deben proporcionarle comida, un hogar agradable y tiempo para descansar. Todos estos elementos deben estar descritos en el contrato de trabajo.


Nota: Daniela Padilla

Créditos: Por: Colaboración

Vía: Redacción ILSB



1 visualización0 comentarios