¿Opositora o elocuente?

Después de que la periodista Carmen Aristegui ventilara en su reportaje “Sembrando vida y la fábrica de chocolates” a los angelitos de López Obrador, este la tachó de una opositora más de su gobierno en una de sus conferencias matutinas, a lo que la periodista se hizo presente después de dichos comentarios en su contra.

“Yo le vuelvo a decir al presidente que, pues ciertamente en este espacio no estamos ni a favor ni en contra en esta lógica que el presidente plantea, ni a favor ni en contra de su movimiento, este espacio es simplemente un espacio de periodistas donde se tiene que hacer valer a la información, a las informaciones que se pueden discutir y se deben discutir”, mencionó la periodista.

"Y yo le mandaría un último mensaje al presidente López Obrador: usted sabe que lo estimo, estimo su larga batalla por llegar a la Presidencia de la República, pero ¡sereno, moreno! Lea el reportaje y ya luego platicamos”, finalizó Aristegui.

La molestia principal del presidente es porque supuestamente se está “difamando” a sus hijos, quienes son los encargados de la fábrica de cacao “El Rocío”, la cual está involucrada en el escándalo de recibir recursos económicos ilícitos.

"Nada más aclarar que no es cierto lo que están planteando en su reportaje (...) Hicieron una investigación mentirosa, sin fundamentos para buscar mancharnos con la máxima de la calumnia del periodismo de 'lo que no mancha, tizna”, expresó López Obrador.

Nota: Axel Quintana.


9 visualizaciones0 comentarios