Se comprometen más de 100 países a acabar y revertir la deforestación


La rayos del sol se filtran en un bosque en Alemania. / Unsplash / Sebastian Unrau



+ Con el acuerdo llega una serie de compromisos para combatir el cambio climático,


frenar la destrucción de la biodiversidad y el hambre,


y proteger los derechos de los pueblos indígenas.



Más de 110 líderes, representantes del 85 por ciento de los bosques del mundo, se comprometieron a detener y a revertir la deforestación para 2030, en un "avance significativo" para abordar la crisis climática.


Países como Brasil, Rusia, Canadá, Colombia, Indonesia y la República Democrática del Congo firmaron el compromiso, respaldado por 14 mil millones de libras esterlinas (19.2 mil millones de dólares) en fondos públicos y privados.


El secretario británico de Medio Ambiente, George Eustice, elogió el compromiso como un "gran paso". El acuerdo de deforestación ofrece una gran esperanza de que la COP26 termine, dentro de dos semanas, con una acción más amplia de las naciones. Anteriormente, el primer ministro británico Boris Johnson se había mostrado pesimista sobre la posibilidad de que la COP26 terminara con una acción sustancial.


"Es una señal alentadora que este acuerdo se dé en el principio... pero en realidad muchos de esos países se presentaron y afirmaron estar 'listos para hacer esto'. Es un avance realmente significativo", agregó Eustice, quien confió que esperaba que la cumbre cumpliera con áreas prioritarias como "carbón, financiamiento, automóviles y árboles", por lo que ya se estaría cubriendo la casilla de los árboles.


"Al destruir los bosques perjudicamos la biodiversidad y nuestras vidas... Los bosques proporcionan agua dulce, limpian el aire que respiramos, inspiran valor espiritual y nos proporcionan alimentos... Nuestro reto debe ser detener la deforestación y empezar a restaurar los bosques. Se requiere un enorme esfuerzo, y cada país necesitará su propia manera de enfocar el asunto".

Sir David Attenborough

El gobierno británico, como anfitrión, fijó el objetivo de la conferencia en "mantener vivos 1.5 grados" de aumento global en la temperatura, pero todavía queda un largo camino por recorrer para lograr los recortes de emisiones necesarios.


Al anunciar el "acuerdo histórico" sobre los bosques, Johnson recordó que "estos grandes ecosistemas son los pulmones del planeta y son esenciales para nuestra supervivencia. Con la promesa de hoy tendremos la oportunidad de poner fin a la larga historia de la humanidad como conquistadora de la naturaleza, para convertirnos en sus custodios".


Los bosques desempeñan un papel fundamental en la lucha contra la crisis climática al absorber grandes cantidades de dióxido de carbono del aire y proporcionar alimentos, trabajos y hogares. Sin embargo, los activistas dicen que se pierden a un ritmo alarmante: del tamaño de un campo de fútbol cada dos segundos, debido a actividades como productos básicos, agricultura, urbanización, incendios forestales y silvicultura.


Los recursos que apoyan la Declaración de los líderes de Glasgow sobre los bosques y el uso de la tierra ayudarán a restaurar las tierras degradadas, abordar los incendios forestales y salvaguardar los derechos de las comunidades indígenas, a quienes se reconoce como guardianes fundamentales de los bosques.


Bosque de Unamat en Puerto Maldonado, en Perú / CIFOR/Marco Simola



Roberto Waack, líder empresarial, biólogo brasileño y miembro visitante de Chatham House, calificó el acuerdo como un "hito significativo. Hoy celebramos, pero mañana empezaremos a presionar para que se cumpla el acuerdo".


Los directores ejecutivos de más de 30 instituciones financieras también prometieron dejar de invertir en actividades vinculadas a la deforestación, tal como hicieron en 2014 al firmar la Declaración de Nueva York sobre Bosques, en la cual prometían reducir a la mitad la deforestación tropical y restaurar 150 millones de hectáreas de tierra para 2020.


Hay que mencionar que la mayoría de los países no cumplieron y, por el contrario, la pérdida de bosques primarios tropicales aumentó, según un informe publicado en octubre.


Este es el primer anuncio importante en las conversaciones sobre el clima de la ONU, cuyo objetivo es "mantener vivo" el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento a 1.5 grados Celsius, y se espera otro sobre la reducción de las emisiones de metano, un gas que calienta el clima.


El primer día de las conversaciones, se advirtió que el fracaso de la COP26 significaría una "sentencia de muerte" para muchos países vulnerables.


La lista completa de signatarios de la Declaración de los líderes de Glasgow sobre el uso de los bosques y la tierra es:


Albania, Andorra, Angola, Armenia, Australia, Austria, Bélgica, Belice, Bután, Bosnia y Herzegovina, Botswana, Brasil, Bulgaria, Camerún, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Costa de Marfil, Chipre, Dinamarca, República Dominicana, República Democrática del Congo, Unión Europea, Ecuador, Estonia, Fiji, Finlandia, Francia, Gabón, Alemania, Ghana, Guatemala, Guinea Bissau, Guyana, Honduras, Islandia, Indonesia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Kazajstán, Kenia, Kirguistán, Letonia, Liberia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Madagascar, Malawi, Malí, Malta, Mauricio, Mónaco, Mongolia, Montenegro, Marruecos, Mozambique, Nepal, Países Bajos, Nueva Zelanda, Níger, Nigeria, Macedonia del Norte, Noruega, Pakistán, Panamá, Papua Nueva Guinea, Perú, Polonia, Portugal, República del Congo, Rumania, Rusia, Santa Lucía, Samoa, San Marino, Seychelles, Sierra Leona, Eslovaquia, Eslovenia, Corea del Sur, España, Sri Lanka, Surinam, Suecia, Tanzania, Togo, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Ucrania, Uruguay, Reino Unido, Estados Unidos de América, Vanuatu, Vietnam, Zambia y Zimbabwe.


Vale hacer notar que México no está entre los signatarios de este acuerdo, a pesar de que su presidente ha insistido en que su programa asistencialista emblema es un esfuerzo contra la deforestación, aunque en realidad la ha promovido al cambiar el uso de suelo.


La promesa de Jeff Bezos y del sector privado


"La naturaleza es hermosa, pero también es frágil. Me lo recordaron en julio cuando fui al espacio con Blue Origin. Me dijeron que ver la Tierra desde el espacio cambia la lente a través de la cual se ve el mundo, pero no estaba preparado para saber hasta qué punto eso sería cierto", dijo el fundador de Amazon, Jeff Bezos.


A través de su Fondo de la tierra, Bezos prometió dos mil millones de dólares adicionales para ayudar a restaurar la naturaleza y transformar los sistemas alimentarios. El Fondo ya había prometido otros mil millones de dólares a principios de septiembre.


"¿Trabajaremos juntos en esta sala para regalar a nuestros hijos y nietos la mejora del mundo natural? Sé que trabajaremos juntos en este importante viaje", pronunció Bezos.


También se lanzaron otras tres grandes iniciativas del sector privado:


  • La Financiación Innovadora para la Amazonia, el Cerrado y el Chacho ("IFACC") anunciará la aportación de tres mil millones de dólares para desacelerar la deforestación y la producción de soya y ganado en Sudamérica

  • La Alianza para la Inversión en Capital Natural de la Iniciativa de Mercados Sostenibles, una organización fundada por el príncipe de Gales para impulsar la inversión privada en capital natural, anunció la incorporación de 12 nuevos miembros y planea movilizar 10 mil millones de dólares en capital privado para finales de 2022.

  • Unos mil millones de dólares iniciales de fondos públicos y privados se conseguirán a través de la Coalición para la Reducción de Emisiones mediante la Aceleración de la Financiación Forestal (LEAF), que incluye a grandes empresas como Delta, PWC, Airbnb y Unilever. Esto proporcionará financiamiento a los países que reduzcan con éxito las emisiones derivadas de la deforestación, siempre que hayan sido verificadas y confirmadas de manera independiente. El financiamiento sólo lo proporcionarán las empresas que ya se hayan comprometido a reducir las emisiones en sus propias cadenas de suministro

Instituciones financieras


También se presentó una declaración conjunta de nueve bancos multilaterales de desarrollo, incluido el Banco Mundial, que respalda todas las inversiones y transiciones anunciadas. En ella, las instituciones financieras se comprometen a integrar la naturaleza en sus inversiones y en el diálogo político con los países.


Los pueblos indígenas reaccionan


Más de 1,600 millones de personas en todo el mundo dependen de los bosques para subsistir, y los pueblos indígenas son los custodios de al menos el 36 por ciento de los grandes bosques intactos del mundo. Los datos demuestran que cuando se empodera a la población local para que gestione los bosques, están mejor protegidos y gestionados.


Varios líderes indígenas de diversas partes del mundo se manifestaron sobre el Compromiso de los Bosques y la Tierra de Glasgow.


"Buscaremos pruebas concretas de una transformación en la forma de invertir los fondos. Si el 80 por ciento de lo que se propone se destina a apoyar los derechos a la tierra y las propuestas de las comunidades indígenas y locales, veremos un cambio drástico en la tendencia actual que está destruyendo nuestros recursos naturales", dijo Tuntiak Katak, vicecoordinador de la Coordinadora de organizaciones indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).


"Estamos listos para actuar, y trabajaremos juntos, no nos ahogaremos... Todos viajamos en la misma canoa de la cuenca", enfatizó hablando en español en la sala plenaria.




0 visualizaciones0 comentarios